domingo, 30 de abril de 2017

Información destacada de la Marea Verde

23 de abril: 

¡Libros viajeros por la Educación Pública! #MatricúlateEnLaPública! #FelizDíaDelLibro



Cronología de una mentira. El PP quiere mantener la LOMCE: no hay que dejarse engañar (Comunicado de Asamblea Marea Verde Madrid)


        

jueves, 27 de abril de 2017

Guía para entender los cambios en las pruebas de final de curso si eres estudiante de instituto

EL DIARIO.ES publica este artículo

El Ejecutivo aún ultima la prueba de la Lomce de 4º de ESO y los requisitos para titular, lo que no ha gustado al Consejo Escolar del Estado
El examen pasa de ser obligatorio y tener siete partes a una prueba escueta que solo harán algunos alumnos seleccionados por cada comunidad autónoma
Las exigencias para tener el graduado también se han decidido relajar a dos meses de terminar el curso, el primero que no tendrá selectividad sino EBAU

Quedan dos meses para que acabe el curso, el primero de implantación completa de la Lomce y un año cuajado de enmiendas al diseño educativo que montó el exministro José Ignacio Wert. En los últimos meses, el Gobierno ha firmado reales decretos que modifican a otros en una montaña de cambios de última hora hechos sobre retoques anteriores. Uno sobre el otro, empezando por la suspensión de las reválidas anunciada por Rajoy en noviembre y acabando en los cambios en los requisitos para titular en ESO, todavía en fase de proyecto. 
Si eres estudiante de instituto, te afectan todas estas modificaciones in extremis. Estas son las claves para no perderte en lo que pasará en este peculiar final de curso.


Si soy estudiante de 4º de la ESO, ¿tengo que hacer la prueba de la Lomce?
No. No todos tendrán que presentarse a la prueba. Solo los seleccionados por cada comunidad autónoma, que se encargará de elaborar sus propias preguntas sobre unos estándares comunes. José Ignacio Wert concibió esta evaluación como una especie de Selectividad pero en Secundaria, cuyo aprobado era imprescindible para sacarse el título de ESO. El actual ministro de Educación Íñigo Méndez de Vigo corrigió a su antecesor en el cargo y decidió  con el respaldo de los gobiernos regionales que la prueba solo la hiciera una muestra de alumnos y alumnas de cada región y que no tuviera efectos académicos, solo diagnósticos. Es decir, que si te toca hacerla, no contará ni para tu expediente ni tampoco condicionará tu paso a Bachillerato o un ciclo de Formación Profesional.
¿Se sabe ya qué estudiantes serán seleccionados para hacerla y cuándo?
A estas alturas de curso, aún no. La orden ministerial que desarrolla estas pruebas no está aprobada todavía pese a que está previsto que se realicen entre mayo y junio. Se encuentra en fase de borrador, por lo que las comunidades no tienen confirmado cómo deben hacer su selección de centros y alumnado para la evaluación, cuyo diseño aún no está cerrado, además. El resultado de los cambios de última hora es que a un mes de la prueba los estudiantes que tienen que hacerla no lo saben.
Este borrador de orden ministerial, que se aprobará en las próximas semanas, no recoge ninguna indicación ni cuantitativa ni cualitativa sobre cómo debe ser la muestra, más allá de que sea "suficiente". Con estas directrices, las comunidades pueden excluir de su selección a los estudiantes con necesidades educativas especiales o incorporación tardía al sistema, lo que no ha gustado al Consejo Escolar del Estado, que dice en un dictamen bastante crítico también aún en fase de borrador que esta posibilidad puede "alterar" la capacidad de diagnóstico real del examen para hacer "comparaciones homogéneas". El Ministerio justifica que para evaluar cómo funciona el sistema –el objetivo último de estas pruebas, según la Lomce– no hace falta incluir a estudiantes que siguen programas personalizados.
¿De cuántas materias tengo que examinarme? ¿Hay que aprobar?
Si te toca, habrá cuatro exámenes. Y no, no hay que aprobarlo porque los resultados no tienen efecto en la vida académica de los estudiantes. El diseño de la prueba final de Secundaria ya se ha cambiado varias veces desde que Méndez de Vigo es ministro. Inicialmente iba a ser un examen tipo test, homogéneo en todas las comunidades y vinculante para obtener el título. El Gobierno  aprobó un real decreto en julio del año pasado en el que aún la prueba tenía el estatus de reválida y constaba de siete partes correspondientes a siete materias.
Una vez paralizadas en el mes de noviembre, el Ministerio aprobó  otro real decreto para modificar el anterior y está ultimando la orden ministerial que reduce a cuatro el número de exámenes: Lengua Castellana y Literatura, Matemáticas, Geografía e Historia y Lengua Extranjera. En las regiones que tienen lengua cooficial, esta formará también parte de la prueba.
¿Quién corrige los exámenes?
La orden ministerial deja en manos de las comunidades autónomas la designación del personal que estará en las aulas durante el desarrollo de la prueba y luego la corregirán. Dice que sean "preferentemente" funcionarios externos al centro, la idea que tenía Wert para unas evaluaciones que se han desmontado casi por completo tras su marcha a París. Madrid, por ejemplo, sí tendrá "aplicadores externos", como confirma la Consejería de Educación.
Pero no todas las regiones lo harán así. El año pasado este punto fue objeto de polémica porque varias comunidades contaron con profesores del propio centro para vigilar las pruebas de Primaria, que se hicieron por primera vez el curso pasado, y el Ministerio les pidió explicaciones por escrito.
Entonces, ¿qué me piden para poder graduarme en ESO?
Para obtener el título no es necesario que apruebes todas las asignaturas ni que la nota media llegue al cinco. Esto último es nuevo, y de hecho aún no es oficial porque forma parte de un borrador de real decreto que está redactando el Ministerio y que supone volver a una situación similar a la que había con la anterior ley educativa, la LOE socialista.
El gran cambio es el relacionado con la nota media, pues la Lomce establece un mínimo de cinco que ahora se va a relajar. El Consejo Escolar del Estado va a pedir al Gobierno  que "reflexione" sobre esta decisión antes de incluirla en el real decreto porque genera una "circunstancia anómala": los alumnos y alumnas pueden salir del instituto con un título en el que pone que su nota es un suspenso. 
Se mantiene la posibilidad de pasar a Bachillerato con hasta dos suspensas siempre que que no sean simultáneamente Lengua Castellana y Literatura y Matemáticas. Con la LOE el número podía ascender hasta a tres en "casos excepcionales". El escenario es bien distinto al que tenía en la cabeza Wert y que pasaba no solo por más de un cinco, sino por una reválida obligatoria al final de la etapa que dejaba sin título a los que no la pasaran.
¿Y para obtener el título de Bachillerato?
En el caso de la etapa posobligatoria, la Lomce establece –y el borrador de real decreto, también– que todas las asignaturas cursadas durante los dos años tienen que tener "evaluación positiva", igual que pasaba con la LOE.
¿Para qué sirve el examen que ha sustituido a la reválida paralizada?
Es una prueba muy parecida a la antigua Selectividad llamada Evaluación de Bachillerato para Acceso a la Universidad (EBAU) a la que solo tendrán que presentarse los alumnos y alumnas que quieran ingresar en un Grado. En algunas comunidades la prueba se ha denominado EvAU (Evaluación de Acceso a la Universidad).
Presentarse no será necesario para obtener el título de Bachillerato, un escenario lejano al planteamiento inicial que nunca llegó a aplicarse y requería a todos los estudiantes el aprobado en la reválida para titular, independientemente de si querían o no continuar sus estudios.
¿Se parece a la antigua Selectividad o es muy diferente?
Respecto a la extinta Selectividad, se mantiene la estructura y la ponderación de la nota, con un peso del 40% (el otro 60% es la nota media de Bachillerato). La evaluación incluye exámenes de las materias troncales del último curso –y no también de 1º como estaba previsto– y de dos específicas de cada itinerario (llamadas "de opción") pero solo de forma voluntaria para subir la nota hasta 14, como ya se estaba haciendo en los últimos años. La calificación de la EBAU tiene que ser superior a cuatro puntos y la media con la nota de Bachillerato, igual o mayor que cinco.
Por el camino se quedan muchas cosas. La más importante: la reválida tipo test para toda España que pensó Wert y que contaba con el rechazo de rectores y comunidades autónomas pasa a la historia, pero también la posibilidad de que las universidades hagan una segunda prueba a los estudiantes que quieran ingresar en sus aulas. 

lunes, 24 de abril de 2017

Lecturas recomendadas de eldiariodelaeducacion.com

Te recomendamos la lectura de los artículos publicados en eldiariodelaeducacion.com


  • Jaana Nenonen: "En Finlandia se nos anima a utilizar el aprendizaje basado en proyectos"
  • Ángel Llorca, el maestro que soñó con una nueva escuela para una nueva España 
  • El papel de las emociones en la jornada escolar (Almudena Gómez-Álvarez Abajo)
  • Innovar o morir (Miguel Ángel Santos Guerra)
  • ...


Acuerdo del Pleno del Ayuntamiento Leganes para incrementar personal en las EI

FAPA Francisco Giner de los Ríos nos envía este correo:

La Federación de la Comunidad de Madrid de APAS “Francisco Giner de los Ríos”, presente ayer en la sesión plenaria del Ayuntamiento de Leganés, muestra su satisfacción por el acuerdo alcanzado para aumentar el personal municipal de, entre otros servicios públicos, las Escuelas Infantiles Municipales.

http://www.fapaginerdelosrios.org/index.php?m=Documentos&op2=descargar&did=1738&tid=8


Reciban un cordial saludo.

FAPA Francisco Giner de los Ríos

domingo, 23 de abril de 2017

Calendario de acciones de Marea Verde Madrid para la semana del 24 al 30 de abril de 2017 y próximas convocatorias
















Puedes descargar el calendario en .pdf y en .jpg


Del 19 de abril al 5 de mayo, #MatricúlateEnLaPública 2017 ¡Participa en nuestro inventario de razones para apostar por la Educación Pública! Calendario e instrucciones
Lunes 24

Martes 25

25-4-2017: Reunión de la Plataforma por la Educación Pública en Centro (17:30 h., en Casa del Cura, Plaza 2 de Mayo)


Miércoles 26
Día de la camiseta verde

Jueves 27

27-4-2017: Asamblea Marea Verde Madrid (17:30 h., en la AAVV Palomeras Bajas)


Viernes 28

Sábado 29

Domingo 30

Próximas convocatorias:

Propuestas para el verano:

Del 3 al 7-7-2017: 42 Escuela de Verano de Acción Educativa


Puedes enviarnos información de las acciones de tu centro/zona a accionesmareaverde@gmail.com

26-4-2017: Asamblea LEMES (en el aula A-12 de la ETSIDI UPM, C /Ronda de Valencia 3)

Asociación Eukarya Biología UCM nos envía este correo:

Buenas tardes compañeras, en relación con el anterior correo, os recordamos la asamblea del día Miércoles 26 a las 19h en el aula A-12 de la ETSIDI UPM 
C/ Ronda de Valencia 3, metro Embajadores.

Como planteábamos, el objetivo de está reunión es ponernos de acuerdo en una camapaña comunicativa conjunta que logre referenciar la LEMES como una Ley que va en contra de la propia educación pública y desde luego en contra de los intereses de la comunidad eduactiva. Por ello, os adjuntamos un manifiesto propuesta.

Un saludo
Asociación Eukarya Biología UCM

Puedes descargar el manifiesto propuesta en este enlace.

Espejo de té (Isaac Rosa)

Artículo de Isaac Rosa publicado en eldiario.es
  • No recuerdo otra dirigente política en la España reciente que haya reunido tantos odiadores como Aguirre; tantos como damnificados dejó su gobierno

"Hoy para mí es un día verdaderamente triste", dijo Esperanza Aguirre al salir del juzgado, y miles, cientos de miles, quizás millones de madrileños dijeron todos a una: "Hoy para mí es un día verdaderamente feliz". A continuación Aguirre echó unas lágrimas, y esos miles, cientos de miles o millones se dividieron entre quienes se burlaban de su llanto, quienes le afeaban el teatrillo y quienes las dos cosas a la vez.
Solo ha sido un interrogatorio judicial, y además como testigo, pero en mi barrio me pareció oír petardos y trompetas futboleras. No quiero pensar la fiesta que se montará el día que  le llegue la hora y sea ella la investigada, imputada o quién sabe si detenida, que no hay nada inverosímil a estas alturas. Lo raro es que no circule ya por whatsapp un pásalo tipo "el día que caiga Aguirre, todos a Sol a las 20h". Alguno tendrá ya el cava en la nevera.
No recuerdo otra dirigente política en la España reciente que haya reunido tantos odiadores a su alrededor como la expresidenta madrileña. Si no fuera porque es un fenómeno más regional que nacional, superaría al mismísimo Aznar de los días de guerra, chapapote y 11M. De hecho, ese parece ser su último servicio al PP, lo único que justifica ya su permanencia en la política: servir como diana, distraer nuestro desprecio, hacer buena a Cifuentes por contraste.
No es raro que tantos celebren su caída: en menos de una década de gobierno Aguirre dejó miles, cientos de miles, millones de damnificados. De su desgracia se alegran, en primer lugar, los votantes socialistas a los que birló la presidencia con el Tamayazo. A su alegría se suman profesores de la Marea Verde, médicos de la Marea Blanca, trabajadores de Telemadrid, colectivos vecinales que sufrieron sus atropellos urbanísticos, plataformas de todo tipo creadas para resistir sus políticas, usuarios de servicios públicos deteriorados y/o privatizados, pacientes de hospitales y ambulatorios sometidos a su experimento sanitario, madres y padres de la escuela pública, estudiantes seudobilingües, y en general cualquier dañado por el neoliberalismo versión Aguirre (mix castizo de libre mercado, mamandurria y saqueo de lo público).
Añadan a la celebración a muchos otros madrileños que, sin pertenecer a ninguno de los colectivos anteriores o no molestándoles tanto esos destrozos, sí se sienten asqueados por el pillaje que las ranas aguirristas han hecho sobre el dinero público con Gürtel, Púnica, Fundescam, Canal y demás tramas y tramitas. Y por último, sumen a no pocos compañeros de partido que también festejan hoy.
Junto a quienes celebran, habrá quien se solidarice con su desgracia, claro. Algunos afectos quedarán entre sus votantes, pues no hay que olvidar que Aguirre ha sido tan odiada como querida, ganando mayorías históricas para el PP y conectando ideológica y emocionalmente con un sector de la población que la adoraba. Algunos quedarán, como también la acompañarán en el sentimiento todos aquellos jetas que vivieron su gobierno como una barra libre sin fin.
Hace diez años, cuando el aguirrismo estaba en su máximo apogeo, Telemadrid lanzó una campaña promocional que se convirtió en uno de los mayores autotroleos de la historia, inolvidable. El lema era "Espejo de lo que somos", presentando la televisión madrileña como un espejo de los ciudadanos, pero muchos leímos "Espe jode lo que somos", referido a Esperanza (Espe) Aguirre. Maravilloso.
Yo hoy le he puesto un título poético a mi artículo, porque tengo el día inspirado, pero habrá quien quiera leer otra cosa. Es el odio que os nubla la vista, cuidado.

Las comunidades podrán excluir a los alumnos con dificultades de las pruebas de ESO y Primaria

Artículo publicado en eldiario.es
  • El Consejo Escolar del Estado critica que esta selección "altera" los resultados y resta rigor a la hora de hacer un "diagnóstico sobre la situación real"
  • El Gobierno ha vuelto a cambiar el diseño de la prueba de Secundaria en una orden ministerial aún en proyecto: habrá cuatro exámenes en vez de siete
  • El ministro Méndez de Vigo continúa así desarmando in extremis la Lomce de su antecesor José Ignacio Wert. Queda un mes para que se hagan las pruebas

Las comunidades autónomas podrán excluir a los alumnos que presenten necesidades educativas especiales o específicas de aprendizaje en la prueba final de sexto de Primaria y en la evaluación que se hace al terminar Secundaria. Con los últimos cambios del Gobierno, cada comunidad puede hacer su propia selección de estudiantes porque la orden ministerial que prepara el Ejecutivo no da directrices sobre el número de alumnos o centros que la llevarán a cabo este curso. Solo dice que deben ser "suficiente".

Ese punto ha sido criticado por el Consejo Escolar del Estado, que ha considerado que "las posibles exclusiones reguladas en este apartado podrían incidir negativamente en el establecimiento riguroso del diagnóstico sobre la situación real" y pueden quedar "alterados" los datos resultantes. La Lomce justifica precisamente la existencia de estas pruebas por su capacidad de diagnóstico.

Según publica El Mundo, la orden ministerial también reduce el número de asignaturas que componen la evaluación de siete a cuatro: Lengua y Literatura, Matemáticas, Lengua Extranjera y Geografía e Historia, además de la lengua cooficial en las comunidades que la tengan. Es el segundo cambio en el diseño que sufre esta prueba. El Ministerio justifica esta nueva modificación en que, ahora que solo es diagnóstica, la prueba no debe ser tan amplia.

Las pruebas que se harán en mayo y junio son muy diferentes a las que se diseñaron originalmente cuando José Ignacio Wert era ministro. Hasta noviembre, cuando Rajoy las paralizó como reválidas, las evaluaciones han sufrido un manojo de cambios que las han dejado en su mínima expresión. Inicialmente, la que se hará en la ESO de forma muestral y con cuatro exámenes iba a ser de obligado aprobado para titular y mucho más amplia. Como la de Bachillerato, que se queda en un modelo muy similar a la antigua Selectividad. En Primaria, nunca se concibió como necesaria para titular pero sí para que la hicieran todos los estudiantes, y ya tampoco.
Las críticas del Consejo Escolar

El Consejo Escolar del Estado, máximo órgano consultivo en materia educativa, señala en su dictamen –tras la reunión de su Comisión Permanente el pasado 4 de abril– que no está de acuerdo con el hecho de que las administraciones educativas "puedan o no alterar el marco muestral de la evaluación excluyendo o no a determinados tipos de alumnado dificulta la comparación de los resultados de la evaluación". Y sugiere al Ministerio de Educación que suprima el apartado que recoge las posibles exclusiones de alumnos.

Además, pide precisar qué número es el "suficiente" de alumnos para obtener datos representativos sobre esta prueba de sexto de Primaria, ya que el proyecto ministerial no lo aclara y ello puede afectar a la hora de "establecer comparaciones homogéneas".

El dictamen del Consejo sobre las pruebas de la evaluación final de Primaria y Secundaria fue aprobado pero tiene los votos particulares en contra del sindicato de docentes STES y la Confederación de Asociaciones de Padres y Madres de Alumnos (Ceapa).

Entre las causas que alega STES para su voto negativo está precisamente el que en las pruebas de este curso no se tiene en cuenta al alumnado con necesidades específicas de apoyo educativo pues en ellas, por ejemplo, "ni siquiera se contempla que algún estudiante requiera adaptaciones de acceso, organizativas o curriculares". Ceapa comenta, por su lado, que estas evaluaciones se centran en "competir, en perder o ganar, con lo que se busca seleccionar al alumnado, segregarlo".

En cuanto a la materia sobre Competencia Lingüística, el Consejo Escolar recomienda en su dictamen reconsiderar el artículo que permite que las comunidades integren en una sola escala (de puntuación) el resultado de la Lengua Castellana y Literatura, la Lengua extranjera y en su caso la Lengua cooficial.

De darse el resultado de forma integral "resultará complejo lograr un diagnóstico preciso de la situación de cada una de las lenguas afectadas" así como de su comparación en todo el ámbito del Estado, según este órgano.

Por otro lado, en cuanto a las especificaciones de las materias de cuarto de la ESO, en relación a la Competencia Lingüística, el Consejo ha observado que no consta la Lengua Castellana en el bloque de contenidos titulado "Comunicación oral: escuchar y hablar". Sin embargo, ese bloque sí aparece en el bloque dedicado a la Primera Lengua Extranjera y respecto a lo que determinen las comunidades para la Lengua Cooficial.

El Consejo cree que se "debería reconsiderar" que no aparezca el citado bloque en la Lengua Castellana e incluir los estándares de aprendizaje que se refieran al mismo. También respecto a la prueba de ESO, el Consejo sugiere que cada prueba comprenda un máximo de 15 preguntas.

STES y Ceapa destacan que con estas pruebas se lanza un mensaje de "desprestigio" sobre el profesorado. Los docentes ya "realizan adecuadamente" la evaluación de los alumnos de Primaria y ESO y, por ello, estas pruebas "significan una nueva minusvaloración del trabajo sistemático que realiza el profesorado", según STES.

También este sindicato critica que se dedique "un tiempo extraordinario" a la preparación de "esas pruebas", que se convierten en un objetivo y no en un medio. Y Ceapa añade que estas pruebas deben ser rechazadas porque, además, se incrementa el gasto en el sistema educativo para pagar a entidades privadas "a las que se encargan este tipo de pruebas".

sábado, 22 de abril de 2017

Firma! Más atención a la Dislexia y otras DEA en la próxima Ley Orgánica de Educación

Por favor, @educaciongob, más atención a la #Dislexia y otras DEA en la próxima Ley Orgánica de Educación.

FEDIS (Federación Española de Dislexia y otras DEA)
“Cuando salgo a la pizarra me pongo muy nervioso porque veo las letras diferentes, las coloco al revés, me las como, y algunas es como si flotaran”, contó mi hijo Samuel en una carta que escribió cuando tenía 10 años. “No es que sea raro, ni vago, ni que no tenga ganas de aprender”. Lo que le pasaba a Samuel era eso que le pasa al 15% de los españoles: tenía dislexia.
Me llamo Araceli Salas, madre de Samuel y de otro hijo disléxico, educadora infantil, psicomotricista y portavoz de FEDIS (Federación Española de Dislexia y otras DEA -Dificultades Específicas de Aprendizaje-). Samuel no fue diagnosticado de dislexia hasta los 9 años y medio. Antes no sabíamos lo que le pasaba. Pasamos por oculistas, pediatras, logopedas… Estábamos muy perdidos y sufrimos mucho viendo cómo a Samuel todo eso le iba minando su autoestima.
Muchos de los fracasos escolares tienen su origen en la dislexia, un trastorno del aprendizaje que no debería tener más trascendencia pero que se acaba convirtiendo en una espiral destructiva para toda la familia (acoso, depresión, baja autoestima...). Por eso es hora de prestarle la atención que se merece.
En 2006 la LOE (Ley Orgánica de Educación) estableció el Título II destinado a la Equidad en la Educación, que era una de las asignaturas pendientes de nuestro sistema educativo. Y en 2013 conseguimos que la LOMCE incorporara a ese Título II una Sección cuarta sobre el “Alumnado con dificultades específicas de aprendizaje”. Pero estos avances siguen siendo insuficientes. Es necesario incluir en ese artículo de la ley las posibles adaptaciones de metodología, de evaluación y de exclusión de materias que proponemos, y la garantía de la continuidad de los niños con dislexia y otros DEA en el sistema educativo. [lee el texto que proponemos abajo, donde pone "ver la carta"]
No podemos admitir que en las Comunidades Autónomas se interprete de manera diferente la situación de estos estudiantes. Es cruel, discriminatorio y excluyente. Nuestros niños y niñas tienen que tener los mismos derechos en todo el territorio español. Acabar con este vacío legal ni siquiera tiene un coste elevado: es solo es cuestión de voluntad e implicación política.
A mis hijos siempre les he dicho que no son ellos los que fracasan sino que es el sistema el que fracasa con ellos. Otros países como EEUU, Finlandia, Suecia, por ejemplo, tienen especialistas que favorecen el diagnóstico temprano de la dislexia. Si se identifican y se valoran a tiempo las necesidades de estos niños, la intervención será más rápida y mejor, se evitará la discriminación y se favorecerá la adaptación curricular que necesitan.
¡Basta ya de barreras! Nuestros hij@s ni son tont@s ni son vag@s; solo procesan la información de manera diferente: pueden tener dislexia, discalculia, disgrafía, disortografía, dispraxia... y aprenden porque tienen capacidad y se esfuerzan, pero aprenden de otra forma. Y por eso también hay que enseñarlos de otra forma. Corresponde a las administraciones educativas proponer las adaptaciones que a ellos les hacen falta. Tanto en su metodología de aprendizaje como en la forma de evaluarlos.
Necesitamos urgentemente que nuestros políticos hagan algo por nuestros niños y niñas; necesitamos leyes que protejan a nuestros pequeños de un sistema obsoleto, basado en modelos de aprendizaje que no están pensados para ell@s. No puede ser que, por culpa de la falta de normas claras, se les destroce la vida a unos críos; ¡infancia solo tenemos una y tienen todo el derecho a vivirla feliz como los demás!

(En el link de abajo, donde pone "ver la carta" puedes leer qué cambios proponemos en el Art. 79 bis de la Ley Orgánica de Educación: Medidas de escolarización y atención)
[Más información: FEDIS (Federación Española de Dislexia y otras DEA -Dificultades Específicas de Aprendizaje-)]